Encuentran restos de Fernanda Maciel y detienen a antiguo sospechoso

La Fiscalía confirmó esta madrugada el hallazgo de los restos que corresponden a Fernanda Maciel, quien permanecía desaparecida desde hace 16 meses. El cuerpo de la joven estaba enterrado en una bodega a metros del lugar donde fue vista por última vez en Conchalí. Por esta razón fue detenido un antiguo sospechoso.

Durante la tarde de este lunes, Carabineros y el Servicio Médico Legal llegaron hasta el sector de la casa que compartían Fernanda Maciel y su familia, para efectuar un importante operativo.

Tras las diligencias fue detenido Felipe Rojas, un vecino y conocido de la víctima que estaría involucrado en el delito, según informaron fuentes de Carabineros a Radio Bío Bío. El hombre fue trasladado a la Sección de Encargo y Búsqueda de Carabineros en Independencia.

La fiscal Metropolitana Centro Norte, Macarena Cañas, confirmó que “la Fiscalía tiene certeza de que es el cuerpo de Fernanda Maciel, porque ella presentaba tatuajes que han sido reconocidos por su familia en su cuerpo”, así como las ropas y especies que portaba. Además, especificó que “el bebé (en gestación) se encontraba aún en el cuerpo de Fernanda”.

Maciel estaba desaparecida desde el 10 de febrero de 2018, fecha en que se le perdió el rastro cuando se dirigía a esta bodega ubicada en las cercanías de la vivienda. En ese entonces, Fernanda tenía 7 meses de embarazo.

De acuerdo a antecedentes de la familia, la joven habría salido en dirección hacia esa bodega para reunirse con alguien. Por esta razón, durante meses insistieron en la realización de múltiples diligencias en su interior.

Ya en la tarde surgieron nuevos antecedentes que hacían dudar que se tratara de un hecho fortuito. Posteriormente, la fiscal Carolyn Konrad, dio a conocer que este caso se investigaría bajo tres líneas: accidente de tránsito, manejo en estado de ebriedad y por último, femicidio.

En tanto, desde la PDI entregaron mayores detalles de la dinámica de la relación y señalaron que Elías Salas Molina, rondaba asiduamente el supermercado donde trabajaba Ana. En ocasiones el imputado llegó incluso a conversar con los colegas de ella para vigilarla y acosarla.

Durante esa misma jornada Elías, quien es buzo de profesión, quedó detenido por el delito de femicidio y el sábado se aplazó la audiencia de formalización para esperar el informe de la autopsia del Servicio Médico Legal, porque podrían haber lesiones internas que no fueron pesquisadas a primera vista.

“Era un acoso enfermizo”

Cedida

Cedida

Tras conocerse la muerte de Ana María Velásquez, comenzaron a surgir testimonios de testigos que conocían la relación entre ambos y que demostraban los celos del imputado.

“Yo sé que él golpeaba a su señora y eso a primera vista no se ve”, declaró Angélica Mancilla, dirigente vecinal y cercana a Ana. En tanto, una de sus compañeras de trabajo señaló que “él la amenazó a ella para que no hablara más conmigo. Le rompió el teléfono (…) Era como un acoso enfermizo”.

Desde la Brigada de Homicidios señalaron que a medida que realizaban los peritajes, recolectaron testimonios de personas que daban cuenta de la celopatía de Elías con Ana.

La noche del jueves la víctima no volvió a su casa, por lo que él estuvo esperándola en su auto durante toda la noche, y cuando se encontró con ella ofreció llevarla al trabajo. Sin embargo, habrían sostenido una discusión, tras esto, Elías se habría desviado del trayecto, lanzándose al agua en el automóvil.

Fabían Silva, jefe de la BH en Puerto Montt, detalló que “el hombre había hecho manifiesta su intención de causarle algún daño a la mujer (…) de realizar algún tipo de venganza por una infidelidad”.

Por otro lado, sólo unas horas antes el detenido había presentando una denuncia contra de la víctima por abandono de hogar.

Angélica Mancilla también señaló que su hija, que trabajaba con Ana, comentaba que “muchas veces la fue a buscar al trabajo, la insultaba y trataba súper mal. Incluso cuando estaba haciendo el curso de guardia”.

Una comunidad dolida

Cedida

Cedida

Durante el fin de semana, habitantes de Maullín se reunieron para realizar una velatón en memoria de Ana y pedir justicia por su muerte.

“Yo no sabía la situación que vivía, no sabía de su vida personal. Después nos enteramos que tenía problemas con el marido”, comentó Ana Schroeder, dueña del supermercado donde trabajaba.

La víctima fue descrita por su exempleadora como “una chiquilla muy alegre”, comprometida con su labor y que siempre los recibía con una sonrisa.

De acuerdo a Schroeder, había comenzado a trabajar en el lugar a fines de febrero.

La mañana de este lunes, los dolientes se reunieron en el cementerio de Maullín para darle el último adiós a Ana María Velásquez.

Su féretro fue transportado en su mayoría por mujeres, quienes la escoltaron desde la bajada del automóvil, hasta llegar a la sepultura. En tanto, los otros participantes en el lugar los acompañaban con arreglos florales.

De forma paralela, este lunes se realizó la audiencia de formalización de Elías Salas, imputado por femidicidio consumado.

A la salida del tribunal, la gente bloqueó el paso del vehículo, gritando “asesino” y clamando por justicia. “No pensó en sus hijos, no pensó en esa madre que está sufriendo”, señaló una de las presentes.

Debido a la gran cantidad de gente que llegó hasta las afueras del centro de justicia de Maullín, un contingente de Carabineros se congregó en el lugar para escoltar al vehículo policial que transportaba al imputado.

La formalización

Guido Miranda | RBB

Guido Miranda | RBB

Al finalizar la formalización, a Elías Salas se le imputó por femicidio consumado, quedando en prisión preventiva mientras dure la investigación, que tendrá un plazo de 150 días.

La seremi de la Mujer y Equidad de Género, Viviana Sanhueza, señaló que se querellarán como entidad, ya que “es lo que corresponde (…) la magistrada señala que – el caso- reviste las características para tipificarlo como femicidio consumado”, agregando que el detenido en ningún momento tuvo intención de prestar ayuda a la víctima.

También señaló que procederán a entregar apoyo psicológico y social a la madre de la víctima y asumirán su defensa.

Por otro lado, de los tres hijos de la pareja, se sabe que estos quedaron bajo custodia de la abuela al ser menores de edad. Desde el municipio informaron que prestaran ayuda social y legal con un abogado.

El abogado del Sernameg, Marcelo Urra, señaló que el imputado planeó los hechos, agregando que la víctima en ningún momento tuvo oportunidad de defenderse, por lo que solicitarán presidio perpetuo calificado.

La fiscal a cargo de la investigación, sentenció que también se realizaron peritajes al vehículo en cuestión, logrando determinar que la premeditación en el hecho.

La víctima habría accedido a juntarse con Elías para mantener una relación amena con él, considerando que tenían tres hijos en común.

La magistrada agregó que Ana y el imputado habían terminado su relación hace unos 30 días, y posterior a esto, ella se mudó junto a los menores.

La defensa del imputado

Guido Miranda | RBB

Guido Miranda | RBB

Por otro lado, el abogado defensor del detenido, Claudio Herrera, dijo que buscarán modificar la medida cautelar, ya que la versión de Salas es que él y la víctima se iban a reunir para conversar sobre el término de la relación.

En medio de esto, el auto habría caído al mar por la “falta de prolijidad del imputado al conducir”, por lo que sería un accidente, según su versión.

Sin embargo, al consultarle por qué su cliente no le brindo ayuda a su expareja, considerando que él era buzo, el abogado aseguró que se debió a la hipotermia.

La muerte de Ana Velásquez podría calificar como el sexto femicidio consumado en la región de Los Lagos y el número 23 en el país.